Segunda oportunidad – Fin y objetivo de la ley

No se debe de olvidar  de   dos  cosas , la primera  es  que la salida  de la crisis  es  ante todo y sobre  todo  un  éxito de  la sociedad  española  en su conjunto   , la cual ha dado una vez más muestras de  sobrada  capacidad para  sobreponerse a  situaciones difíciles .La segunda es  que todavía  existen muchos  españoles  que siguen padeciendo los efectos de la recesión .Y  es misión de los poderes  públicos  no cejar nunca en el empeño de  ofrecer las mejores soluciones posibles a  todos los  ciudadanos ,a través de  las oportunas  reformas encaminadas al bien  común   , a la  seguridad jurídica y en definitiva   a la justicia.  

Y en este ámbito  se enmarca de manera muy especial la llamada legislación sobre la segunda  oportunidad .Su  objetivo  no es otro que permitir  lo que tan  expresivamente se describe    su denominación que una persona  física  , a pesar de   un fracaso económico empresarial  o personal , tenga la posibilidad  de  encarrilar nuevamente su vida e  incluso se pueda   arriesgar a  nuevas  iniciativas  , sin tener  que arrastrar indefinidamente una losa de  deuda que  nunca podrá  satisfacer .

La  experiencia  nos dice que cuando no existen  mecanismos de segunda  oportunidad se producen desincentivos   claros a  acometer nuevas  actividades  e  incluso a permanecer en el circulo regulador de la economía .  y ello  no favorece obviamente   al propio  deudor , pero tampoco a los acreedores ya  sean  públicos  o privados .Al contrario  , los mecanismos de  segunda  oportunidad  son desincentivadores de la economía sumergida y favorecedores de una cultura empresarial que siempre redundará en beneficio del empleo y de la riqueza de la sociedad en su  conjunto.

En la citada  ley    se potencia   la figura  jurídica que se denomina  Acuerdo   Extrajudicial de pagos, que  fue  introducido   en la ley 14/2013 , de  27 de septiembre de apoyo  a  los  emprendedores  .

El fundamento  de la  figura de la segunda  oportunidad  viene  de la mano de la doctrina   , que han  tratado  la figura de la denominada   persona  jurídica .

Si  analizamos  esta  figura    observamos que en cierta  manera  es la  forma  que  tiene  el legislador  para  que el  empresario persona  física al crear  una sociedad  jurídica  en ese  caso  se  limite   la perdida  a  la cantidad invertida en ella ,  porque de no existir esa  figura       el  propio  empresario  en base al artículo  1911  del  Código  civil    se  tendría  que hacer  cargo de todas las  deudas de la sociedad , y por lo tanto el legislador ha establecido   que la única  responsable de las  deudas es  la propia  sociedad , y  en ese  caso los  socios     solo  podrán responsabilizarse  de  la cantidad  invertido  en ella  por  medio de sus  acciones .

Pues  en el caso   de los   autónomo  o bien  las persona  física , tenemos  que al no poder aplicar  esta  figura  de la persona jurídica     estarían sin duda  en desventaja , y en cierta  manera existía   una discriminación    puesto que  como persona  física y natural  tienen   la  obligación de   responsabilizarse  de las deudas hasta el infinito  presentes y  futuras  , y no  puede  escudarse  como en el caso de  la  persona  jurídica , pues bien    cuando  una persona    física  constituye una  empresa con el título  de  persona jurídica   en cierta manera con  este  instrumento  jurídico está   limitando   su  propia  responsabilidad y en caso de quiebra solo ve  peligrar el    patrimonio  que ha aportado en la  sociedad  mercantil. A  diferencia de la  persona física que   se constituye como  autónomo,      en ese  caso los acreedores  podrán  aplicar   el artículo 1911 del  Código Civil  quedando  en   cierta manera      obligado  a pagar  la  totalidad de la  deuda tanto en el presente   como en el  futuro.

Pues  bien,  el legislador ha sido  consecuente  con esta discriminación ,  y por ello ha  creado  la   institución de la segunda oportunidad tanto a los  empresarios autónomos   o bien a las  personas físicas  ,que han adquirido  deudas   al haber pedido  créditos  etc.

En definitiva,   el legislador  con esta  figura  ha  pretendido   que tanto  las  personas  físicas como en el caso de los empresarios  autónomos cuando sin  deudores  puedan  limitar el principio de  responsabilidad  patrimonial universal  del articulo  1911 del CC .

Pero  ya la legislación  decimonónica  ya   establecía  mecanismo   que  se  inspiraban en  favorecer en cierta manera  al deudor de buena fe   siempre   que  no se  perjudicara  al  acreedor ,  así   en las  partidas  de  ALFONSO  EL X EL SABIO    ya  se    estableció    algunos   preceptos  , donde se    establecía la liberación del deudor tras  un proceso de liquidación de TODOS  sus  bienes

La  segunda  oportunidad  que  recoge esta  ley responde obviamente a  una técnica  legislativa  más  moderna, pero se inspira    en los mismos principios  ya presentes en las  legislaciones historias  , puesto que  esta forma  de  desarrollar   las leyes   da  una mayor    confianza  , porque se entiende   que no   existe  una improvisación.  Por  lo tanto   un  elemento    que debe   de tener  en cuenta     el legislador a    la hora de desarrollar leyes es  la  economía   de un país , puesto que esta  debe     crecer  y el  derecho  debe  de beneficiar  este   crecimiento y  nunca perjudicarlo  ,  para  ello debe de intentar que  el crédito  fluya  , y que el marco jurídico  aplicable  de confianza  a los   deudores , pero sin minar a los acreedores , lo que se pretende es que el deudor  que ha liquidado  todo su patrimonio en beneficio de sus  acreedores , pueda   verse liberado de  la mayor parte  de  las deudas  pendientes tras la referida  liquidación de su patrimonio, y se le libere de la losa que  tendría  toda  su  vida si  no se aplicase el mecanismo de la segunda  oportunidad .        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: José Antonio Antoranz González.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad